Regionales

Cada año el austro recibe a más de 600 deportados

Más de 1. 300 ecuatorianos cumplen condenas en los EEUU, principalmente por narcotráfico.

La coordinación Zonal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de Azuay, Cañar y Morona Santiago, registra en lo que va del 2016 a 644 ecuatorianos deportados; en el 2015 a 602; y, en el 2014 a 639 deportados, desde algunos países, principalmente de los Estados Unidos.

Para Humberto Cordero, Coordinador Zonal, la deportación es alta, pues los datos de todo el país bordean las 800 deportaciones de ecuatorianos desde otros sectores del mundo, ocasionadas principalmente por la permanencia irregular.
Según indica Cordero, los análisis y los datos dicen claramente que en el periodo del presidente Barack Obama, que está por fenecer, es cuando más latinoamericanos han sido expulsados de los EEUU.

Cuando se presentan estos casos, los primeros que son informados son los consulados del Ecuador que están en casi todos los países del mundo; mientras que desde cada coordinación zonal se toma contacto con las instancias estatales correspondientes para que den el tratamiento adecuado a la persona deportada y a su familia.

Para atender estos casos, el gobierno ecuatoriano asigna recursos a bufets. Cordero recuerda el seguimiento y apoyo legal que se dio cuando se presentó la “burbuja inmobiliaria” en España; cuando los niños fueron despojados de sus madres en Italia, y cuando en EEUU han pasado casos de xenofobia y asesinatos. En todos estos casos el estado ecuatoriano está presto para atender, subraya.

Incertidumbre

Hay incertidumbre porque no está claro lo que podría pasar cuando asuma el poder Donald Trump, quien ha anunciado deportaciones masivas, ante ello Humberto Cordero dice que ésta es una oportunidad para que toda América Latina se una para defender a los migrantes, “porque tiene que prevalecer la familia, el ser humano; no se puede separar a la familia”.

Considera pertinente que EEEUU revise sus leyes migratorias respecto de familias que están viviendo en esa tierra por muchos años y que han significado un aporte muy importante para el desarrollo del país.
La deportación de las personas con situación irregular es un riesgo, porque quienes han sido deportadas, intentan irse de nuevo porque al otro lado dejaron a sus familiares.

Privados de la libertad

Otro tema es el de personas privadas de la libertad, el Ecuador tiene una población carcelaria en los Estados Unidos que supera los 1. 300 privados de la libertad, el 80% de ellos acusadOs de narcotráfico, sobre todo porque han sido utilizadas como “mulas” por los carteles de la droga.

En estos casos, los consulados hacen el esfuerzo para que reciban asistencia y velan para que se den los debidos procesos; algunas se acogen al convenio de Estrasburgo sobre traslado de personas condenadas, es decir pedir cumplir la pena impuesta en el sistema penitenciario del país de origen. (DCC)-(I)

Fuente: El Mercurio