Regionales

Empresa captadora de dinero es investigada

Hasta el cierre de esta edición decenas de personas se mantenían en las afueras del edificio en donde operaba una empresa captadora de dinero, ubicada en la avenida González Suárez y Paseo de los Cañaris.

Estaban preocupados porque cerca de las 16:30 la Fiscalía del Azuay y la Policía Judicial (PJ) allanaron las referidas instalaciones. Entre la gente que acudió al lugar hubo diversos criterios, algunos fueron por curiosidad y otros, una gran mayoría, porque dijeron ser socios de la mencionada captadora.

 Varios de ellos aseguraron defender al representante de dicha empresa, E.C., quien fue llevado por agentes policiales a la Fiscalía para la respectiva investigación.

Intereses

Personas que no quisieron identificarse, pero aceptaron dar entrevistas, dijeron lo siguiente:

“Aquí lo que pasa es lo siguiente lo que pasa es que hay a una denuncia interna de un miembro de nuestra propia empresa que por un resentimiento social tuvo que hacer algo para vengarse, pero aquí no hay ningún fraude nadie ha estafado un centavo a ninguna persona, todos estamos por voluntad propia y nosotros estamos con E.C. que es nuestro líder y vamos a continuar con él hasta las últimas consecuencias…esta empresa nos ha pagado y nosotros estamos para apoyar, estamos cobrando un interés que es justo”.

Otro testimonio: “yo no tenía mucho dinero, por ventaja, solo puse 1.000 dólares, de eso me pagaban 12 dólares diarios de intereses, pero si quería podía sacar o sino seguir sumando; hay otra gente que tenía más dinero”.

Mientras tanto, el local estuvo es resguardado por un piquete de miembros de la fuerza pública vestidos con equipos de trajes y material antimotines.

Y hasta anoche la cuenta de facebook a través de la cual se promocionaba la referida empresa seguía activa. Cabe precisar que agentes de la Empresa Pública de Movilidad EMOV EP cerró la circulación vehicular en la González Suárez, para mantener el orden.

En contexto. En octubre de 2005, en Quito, falleció José Cabrera, notario, quien había dirigido un “negocio ilícito de captación de dinero”, un sistema de captación con pago de intereses de hasta el 20%. (ACR)-(I)

Fuente: El Mercurio