LocalesRegionales

Investigan a detenidos por captación ilegal de dinero en Cuenca y Santa Isabel

Las autoridades arrestaron a cinco personas y en allanamientos decomisaron 66.841 dólares, teléfonos, computadoras y documentos.

La Policía Nacional en coordinación con la Fiscalía desarrollaron el operativo ‘Independencia’, con el propósito de investigar a una empresa que supuestamente captaba dinero de manera ilegal.

Por el caso, cinco personas fueron detenidas y hubo ocho allanamientos en Cuenca y Santa Isabel, entre la tarde y noche del último viernes 23 de junio.

 Las averiguaciones de esta modalidad de acumular dinero fueron desarrolladas por la Sección Técnica Antidelincuencial de la Policía Judicial del Azuay y la Fiscalía del cantón Santa Isabel.

Versión

Carlos Cabrera, comandante de la Zona 6 de la Policía Nacional, detalló que entre los aprehendidos está Eduardo C., considerado como supuesto líder de la empresa indagada, quien registra antecedentes por estafa y tenencia ilegal de armas de fuego; de igual manera registraba una boleta de captura emitida por el Juzgado Penal de Pichincha, por presuntamente estar implicado en el delito de robo y asalto de vehículos. Otros detenidos son Irene L., Ruth H., Carmen B., y Guido O., quienes no registran antecedentes penales. Todos los investigados son ecuatorianos.

La Policía detalló que los allanamientos en la ciudad de Cuenca se llevaron a cabo en inmuebles ubicados en la avenida De las Américas y Gran Colombia, en la avenida González Suárez y Archidona, en las calles Cumaná y Graham Bell; además, en diferentes sectores del cantón Santa Isabel.

Las autoridades indicaron que entre lo decomisado hay 66.841 dólares, 28 teléfonos celulares, 13 computadoras de escritorio, 36 libretas de ahorro de diferentes personas, 10 computadoras portátiles, varios documentos de transacciones y un vehículo marca Ford 150.

Modalidad

La Policía señala que las investigaciones determinaron que la empresa denominada “MT COIN” tenía un sistema financiero basado en el “Bitcoins” o moneda virtual. Al parecer, la empresa desarrolló sus actividades durante 10 meses en el Azuay, siendo su medio de difusión en primera instancia hojas volantes con información del funcionamiento de este sistema.

Una vez conocido, era promocionado y administrado desde oficinas privadas ubicadas en sectores estratégicos.

El dinero era captado con una base desde 300 dólares en adelante con proyección a inversión a 10 meses. En el transcurso de este tiempo se podría recibir bonos de manera diaria y mensual, para esto las personas que ingresaban su capital percibían una determinada cantidad de dinero, acorde a su aporte.
Los investigadores conocieron que existía dos modalidades de recibir los bonos. Una manera de la empresa era entregar una tarjeta de débito, con la cual las personas retiraban el dinero. La otra forma era, captar el dinero en efectivo en las oficinas por la mañana y por la tarde se procedía al pago de bonos, es decir, existía un ciclo de entrega-recepción personal del dinero.

Ahora, las autoridades investigan cuantos ciudadanos entregaron el dinero bajo esta modalidad.

La Policía señala que aún se desconoce si las personas que entregaron el dinero lo puedan recuperar.

COIP

El artículo 323 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) establece que la persona que organice, desarrolle y promocione de forma pública o clandestina, actividades de intermediación financiera sin autorización legal, destinadas a captar ilegalmente dinero del público en forma habitual y masiva, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

La persona que realice operaciones cambiarias o monetarias en forma habitual y masiva, sin autorización de la autoridad competente, será sancionada con pena privativa de libertad de tres a cinco años. (KOQ)- (I)

DETALLES:

– Personal de la Unidad de Lavado de Activos trabaja con la Policía Judicial para determinar quiénes están involucrados y cuántos intervinieron en este sistema de captación monetario.

– Según la Policía, esta modalidad de captación de recursos económicos es a nivel nacional. En esta ocasión la intervención fue en dos cantones de la provincia del Azuay.

Fuente: El Mercurio