Locales

Rechazan ubicación de juegos mecánicos en vía pública

 

Moradores del barrio La Florida expusieron su preocupación la semana pasada porque en la calle Juan Veintimilla entre Abraham Barzallo y Eloy Alfaro se pretendía instalar los juegos mecánicos que por motivo de Corpus Christi vienen cada año. Los ciudadanos se organizaron y enviaron un oficio al municipio exponiendo su malestar, textualmente el contenido dice:

“Los moradores del lugar mencionado llegamos con una inmensa preocupación al percatarnos que en esta calle al momento se encuentran instalando juegos mecánicos con motivo de la proximidad de las festividades del Corpus Christi, con la autorización del municipio, esta acción, como moradores nos sentimos perjudicados porque: afecta nuestra privacidad y tranquilidad puesto que existen personas adultas mayores en el sector; el lugar no presta condiciones físicas ni sanitarias para acoger grandes cantidades de personas; afecta negocios instalados en el lugar por cuanto interrumpe ingresos y salidas a los mismos; interfiere el tráfico vehicular, mucho más esta fecha en que el turismo se incrementa; entre otras razones.

Manifestamos que no estamos en contra de la instalación de estos atractivos que son parte de la tradición de las fiestas, pero creemos conveniente buscar espacios adecuados, y rechazamos esta decisión inconsulta con las personas que aquí habitamos, en consecuencia, esperamos se de atención a nuestro petición y se busque otro lugar.”

El oficio fue entregado con copia al comisario y a concejales, sin embargo al no haberse cumplido la sesión ordinaria del jueves pasado, no se trató. Los juegos no se colocaron en el sitio en mención, pero sí (a la vuelta) en la calle Abraham Barzallo, con lo que el problema continúa latente por la bulla, el desorden que ello genera con músicas cuyas letras son atentatorias contra la moral y también aducen la presencia de personas extrañas que deambulan por el sector. La comunidad pide se regule el uso de los espacios públicos, no sólo en este sector y época, sino en toda la ciudad, donde vendedores están haciendo de las suyas al ocupar veredas, calles y parques sin dejar espacio para la libre movilidad.